Horario de atención comercial: Lunes a Viernes de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 19:00

Blog

  • 15
  • Diciembre
  • 2018

Cómo diseñar el menú de tu restaurante

Publicado por Mireia en Impresión
Menús de restaurante

Año nuevo, menú nuevo. Si tienes un restaurante, seguro que sabes que algunos platos  no se pueden tocar de la carta porque son los favoritos. La gente los echa de menos si alguna vez no se sirven. Son los platos que representan tu cocina y dicen mucho de la historia del restaurante. Sin embargo, también es cierto que a esa misma gente les gustan las sorpresas, probar nuevas recetas y quedarse sin palabras, que no sin sabores nuevos.


A las puertas del 2019, es posible que uno de los propósitos sea actualizar los platos de tu carta. En el artículo de esta semana, no vamos a entrar en la cocina porque no es lo nuestro pero sí queremos recomendarte algunos tips para diseñar el menú de tu restaurante y conquistar a tus clientes, antes de hacerlo por el paladar.


Colores: ¿sí o no?


Empezamos con una verdad absoluta: un menú con colores es siempre más impactante. Todos hemos oído hablar de la psicología de éstos. Así, el verde se utiliza para restaurantes de comida saludable pero los cálidos, como el rojo o el naranja, se asocian a esos lugares en los que la carne está muy presente. Seguro que ya tienes un color (o varios) que representan tu restaurante. Ahora solo falta que los traslades al menú para que no se pierda la sintonía.


El tipo de letra


La fuente que se escoge para redactar el menú puede transmitir ideas muy concretas. Por ejemplo, un tipo de letra cursiva es sinónimo de calidad con respecto al servicio pero también al producto. 

A veces, pensamos que las fuentes más elaboradas son también las mejores y las más creativas pero no siempre es así. A la hora de diseñar el menú de tu restaurante, recuerda que estas caligrafías pueden resultar difíciles de leer e incluso confundir a los clientes cuando se imaginen los sabores de un plato. 


Vida propia a los platos


¿No te parece divertido jugar a describir a los platos? Como si tuvieran personalidad y tú los conocieras mejor que nadie, ha llegado el momento de presentarlos. Las palabras usadas para describir cada alimento tienen mucho poder y pueden convencernos a la hora de decantarnos por un plato u otro. Sin ir más lejos, hay un estudio de la Universidad de Colombia publicado en el año 2016 que demuestra que los nombres que incluyen palabras que imitan los movimientos de la boca al comer, son más efectivos. Antes de probarlos, ya estamos salivando. ¿Lo has comprobado tú mismo?


Cuestión de números… o precios


Un céntimo arriba o abajo parece muy poco pero es determinante. Por eso es fundamental ajustar bien los precios de cada plato que aparecerán en el menú de tu restaurante. Un consejo: no coloques todos los precios en el mismo lugar, por ejemplo, en una sola columna. Así evitarás que el cliente pueda verlos todos de un solo golpe de ojo y pueda escoger el más barato. 


El menú de tu restaurante con Pressing


Una vez hayas diseñado la oferta de platos, solo tendrás que imprimirlo para poder presentárselos a tus clientes. Es entonces cuando nosotros entramos en acción. Y es que en Pressing combinamos alta calidad de impresión con un servicio rápido y competitivo. Puedes elegir entre 3 modelos de menú para conseguir un resultado completamente personalizado:

Los menús de papel son los clásicos que no pueden faltar en la mesa. Algunos restauradores siguen apostando por ellos. Con un acabado en estucado mate, son el sinónimo de elegancia, con posibilidad de impresión a dos caras, así como de plastificación. Con ellos puedes hacer un formato díptico o tríptico.


Los menús de PVC son resistentes y más duraderos que los de papel. Una de sus ventajas es que son más fáciles de limpiar, por lo que muchos restaurantes consideran que es la mejor opción. 


Los menús de dibond son la alternativa más resistente y rígida.  Son una perfecta e original alternativa a los clásicos menús de papel.

Eliges el formato de menú que más te gusta, la cantidad que necesitas imprimir y el tiempo para la entrega. Más sencillo, imposible. Además, si tienes alguna duda mientras creas tu presupuesto, siempre puedes contactar con nuestro equipo para resolverla.  


Por cierto, ¿no tienes mucha hambre de repente? ¿Y si echamos un vistazo a la carta del restaurante que tengamos más cerca? 

Categorías: Impresión

Déjanos tu comentario

Nos gustaría saber su opinión. Por favor, asegúrese de que sus comentarios sean relevantes a esta entrada. Trate de respetar los demás lectores de este blog. Comentarios promocionales, ofensivos o ilegales serán editados o eliminados.

 

*Campo obligatorio
Enviar comentario
Lo más leído este mes
  1. 4 La invención de la imprenta, más presente que nunca

    Hoy queremos hacer un viaje en el tiempo. Concretamente, al año 1455, cuando la invención de la imprenta marcó un antes y un después.